70 campaneros de la Comunidad Valenciana celebran este sábado en Moixent su “Trobada” y enseñarán a tocar a niños y jóvenes

La localidad valenciana de Moixent acogerá este sábado la “XXII Trobada de Campaners Valencians” con la participación de grupos de campan...

Josep Bort: “Las algas no son basura y cumplen una importante función medioambiental en las playas”

2 de agosto de 2016

send email
print this page
Algas en la costa

El Área de Medio Ambiente de la Diputación ha puesto en marcha la campaña de divulgación y sensibilización ambiental “Por unas playas sostenibles”, en la cual, entre otras acciones, se han trasladado a los ayuntamientos una serie de recomendaciones para saber cómo actuar en caso de llegada masiva de algas a la playa, y hacer ver su presencia como un indicador de la buena calidad de las aguas.


El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha explicado que “las algas no son basura y cumplen una importante función medioambiental en las playas, por ello es muy importante que conozcamos sus funciones y el porqué de su llegada masiva a nuestras playas en determinados momentos, del mismo modo que sabemos que los árboles caducos pierden las hojas en otoño”. “Ser consciente de los porqués nos permite comprender las situaciones y no dramatizar ni alarmarnos con procesos que forman parte de la normalidad de nuestros ecosistemas”, ha añadido Bort.

Desde el Área de Medio Ambiente explican que cuando se produce una llegada masiva de algas a la orilla el procedimiento que se debe seguir es esperar entre dos y tres días para comprobar si las propias mareas las vuelven a transportar al mar. En caso de que esto no sucediera, se debe actuar en función del tipo de playa. En el caso de cantos y gravas se realizaría una limpieza manual, mientras que en las zonas de arena se realizaría una limpieza mecánica limitada a la zona seca. La extracción se realizaría dejando un colchón de diez centímetros de algas sobre la arena.

Desde Medio Ambiente insisten en que nunca se debe llevar a cabo un transporte al vertedero, y tampoco se deben eliminar las algas durante el invierno o primavera, sino que estas instrucciones deben seguirse en periodo estival. Cuando la retirada se produce en verano, se debe realizar un apilamiento para secado, de manera que el cúmulo vaya perdiendo arena en zonas de la misma playa para, posteriormente, devolverlo al mar o a la playa

 “Cuando se producen arribazones por llegada masiva de algas a la orilla de la playa, normalmente esperamos dos o tres días porque en muchos casos las mareas se las vuelven a llevar al mar. Si esto no sucede, procedemos con su limpieza pero no las llevamos al vertedero como se hacía anteriormente, ya que es recomendable acopiarlas en una zona cercana para su posterior devolución al mar o la creación de cordones dunares embrionarios”, explica el diputado de Medio Ambiente.

Campañas de sensibilización

“La toma de decisiones sobre la forma de gestionar, mantener o limpiar nuestras playas puede incidir drásticamente sobre su futuro. Ayudar a los municipios en la toma de decisiones ambientalmente correctas es para nosotros una prioridad”, ha indicado el diputado, quien hace hincapié en la necesidad de sensibilizar y actuar a las generaciones futuras sobre la conciencia ambiental. “Es necesario que las generaciones futuras crezcan con unos niveles de conciencia ambiental superiores a los que nosotros tuvimos, el futuro está en sus manos y ese futuro está a la vuelta de la esquina. No lo podemos olvidar porque ellos son la oportunidad. Por eso es tan importante hacer más y más campañas de difusión, sensibilización y pedagogía ambiental destinada a los más pequeños, además, ellos arrastran al resto de la familia”, subraya.

La Diputación ha puesto en marcha la campaña de concienciación ambiental “Por unas playas sostenibles” con el objetivo de promover la protección y la lucha contra el cambio climático, mediante comportamientos diarios más sostenibles. “Pretendemos hacer pedagogía sobre los valores ambientales de nuestras playas, así como de su correcto uso, gestión y mantenimiento”, señalan desde el Área de Medio Ambiente, impulsora de la campaña.

En el marco de esta campaña, se han llevado a cabo experimentos y talleres didácticos que muestran muchos aspectos relacionados con el cambio climático y cómo afecta este al ciclo del agua y al ecosistema litoral. Como elemento dinamizador del resto de actividades, se ha instalado un termómetro gigante que recordará que la temperatura del planeta va en aumento. Los asistentes también pueden calcular su huella de carbono, tocar el caparazón de una tortuga y ver cómo es la posidonia oceánica en planta, tal cual está a la mar, y, tienen la oportunidad de valorar todo el que esta nos aporta y qué tiene que ser la gestión correcta de sus restos.

Posidonia oceánica
Los restos vegetales que las olas depositan en la orilla de la playa se denominan arribazones. En el mar Mediterráneo, la mayor parte de estos restos vegetales corresponden a la especie Posidonia oceánica, una planta marina que forma grandes praderas en los fondos arenosos cercanos a la costa y que precisan de aguas de buena calidad, limpias, transparentes y bien oxigenadas para su desarrollo.

Las praderas de Posidonia oceánica constituyen uno de los ecosistemas más importantes del Mediterráneo que reportan múltiples beneficios, ya que producen grandes cantidades de oxígeno, sirven de refugio para multitud de animales marinos, son una zona de reproducción, cría y alimentación de muchas especies, amortiguan el oleaje y las corrientes marinas impidiendo la erosión de la costa, estabilizan el sedimento al retener gran cantidad de arena y son grandes consumidores de CO2.

Problemática de la retirada de arribazones
A pesar de que los arribazones tienen un reconocido papel en la protección de las playas frente a la erosión, de forma generalizada son retirados de las playas y calas con el fin de favorecer la explotación de las actividades turísticas.

La extracción de 1000 metros cúbicos de arribazones implica la pérdida de hasta 44 metros cúbicos de arena de playa, ya que el 80% del peso del arribazón es de arena.

En este sentido, desde el Área de Medio Ambiente señalan que hay que buscar el equilibrio entre la limpieza de playas y la conservación del entorno, y siempre que sea posible se debe permitir la presencia de los arribazones por su importante papel medioambiental y de salvaguarda de las propias playas.
Recomiendalo:
 
© Copyright 2014-2015 Diario Crónica All Rights Reserved.Contacta por mail