70 campaneros de la Comunidad Valenciana celebran este sábado en Moixent su “Trobada” y enseñarán a tocar a niños y jóvenes

La localidad valenciana de Moixent acogerá este sábado la “XXII Trobada de Campaners Valencians” con la participación de grupos de campan...

El patrimonio se ha de proteger, cuidar y conservar

19 de julio de 2016

send email
print this page


El Ayuntamiento de Valencia, a través de la delegación de Servicios Centrales, ha destinado 390.607 a la realización de un plan de intervención para frenar el deterioro de un total de 15 alquerías o edificios municipales de valor patrimonial y social que está previsto rehabilitar en un futuro para darles un uso público. El concejal Sergi Campillo ha visitado esta mañana cuatro de ellos: el Casino del Americano, la Alquería de la Torre, la Alquería del Moro y la antigua fábrica La Ceramo, y ha señalado la necesidad proteger estás construcciones singulares que forman parte de nuestro patrimonio arquitectónico e histórico.

Sergi Campillo ha explicado las intervenciones que se han llevado a cabo durante el último año en cada uno de los 15 edificios incluidos en este plan, “en el que se incluyeron los de mayor valor e interés patrimonial”. Las intervenciones en la Alquería de Albors, el Casino del Americano, la Alquería de la Torre, la Alquería Casal de la Pau o el Chalet de Sancho y el edificio correspondiente a la calle de Ifac, 47, ya están concluidas y han supuesto una inversión de 170.783 euros.

Las que están en tramitación incluyen el edificio de la calle de La Sangre que hay junto al Ayuntamiento, el antiguo almacén de maderas Viuda del Olmo, otro edificio en la calle Aben Al Abbar, la Alquería del Moro (BIC), La Ceramo y la intervención en la calle de Llíria, 3, a los que hay que añadir otras tres intervenciones en fase de redacción de proyectos que incluyen el número 5 de la Calle Llíria, el edificio del Relojero y la Antigua Casa de Cala. Todos los incluidos en este segundo apartado suponen una inversión de 219.823,79 euros “para una primera intervención de urgencia a la que seguirá, cuando haya disponibilidad presupuestaria, la rehabilitación integral”, ha señalado Campillo, quien ha calificado de “lamentable” que todos estas construcciones singulares “se hayan dejado degradar por parte de los anteriores gobiernos municipales”.

El concejal se ha mostrado partidario de que antes de construir nuevas infraestructuras y equipamientos, se restauren estos edificios singulares que remiten a nuestra historia o a nuestro pasado industrial, “para convertirlos en los equipamientos públicos que los barrios donde se encuentran necesitan”. Ha explicado igualmente que las tareas realizadas, de extrema urgencia en algunos casos por su avanzado estado de deterioro, como en el Casino del Americano, han incluido limpieza, desescombro, refuerzo estructural y otras actuaciones llevadas a cabo por Servicios Centrales Técnicos con la participación de las brigadas de limpieza contratadas dentro de los planes municipales de empleo. “El objetivo era entrar, consolidar y acometer trabajos de urgencia para dejarlos preparados de cara una futura rehabilitación, porque no hay que construir nada nuevo cuando se tiene un patrimonio tan valioso que es parte de nuestra historia y que es perfectamente adecuado para acoger servicios y dotaciones públicas”, ha señalado el responsable de Gobierno Interior y Servicios Centrales.


PROTEGER, CUIDAR Y CONSERVAR

El concejal ha señalado que están previstas nuevas actuaciones de urgencia en otros edificios singulares hasta alcanzar un presupuesto total de medio millón de euros, a la vez que ha resaltado la coordinación de estos trabajos con los que se están llevando a cabo por parte de otras concejalías como las de Patrimonio o Urbanismo. Respecto a los usos futuros ha afirmado que están por determinar, si bien a preguntas de los periodistas ha avanzado que en el caso concreto del edifico de la Calle de La Sangre, parece probable que sirva para acoger algún servicio del colindante edificio municipal, o en el caso de la Alquería de La Torre, visitada esta mañana, su futuro quede vinculado a la ampliación del Parque de Benicalap.

En algún caso se han encontrado en estos edificios abundantes restos de plástico de revestimiento presumiblemente vinculado al robo de cobre, y entre los problemas más frecuentes detectados, además de la suciedad, también está la presencia de termitas que han carcomido las vigas de madera, por lo que ha sido necesario el refuerzo de estructuras..

Sergi Campillo ha destacado la importancia y la urgencia de estos trabajos. “Seguiremos interviniendo en el futuro con actuaciones similares, porque no podemos consentir que se deteriore un patrimonio público tan valioso”. En algún caso, como el de la Alquería del Moro, existe una declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), y en algún otro se trata de alquerías cuya construcción se remonta a los inicios de la conquista de Jaume I.

En cuanto a la cuantificación de lo que costaría la completa rehabilitación de este patrimonio, Campillo no ha querido avanzar cifra alguna, pero sí ha señalado que solamente en el caso de la Alquería del Moro, que ya tiene proyecto, el importe se eleva a 2,5 millones de euros. ”El Ayuntamiento no va a de momento tener los recursos necesarios para rehabilitarlos todos, pero lo que sí que vamos a hacer es mantenerlos. El patrimonio se ha de cuidar y conservar”.
Recomiendalo:
 
© Copyright 2014-2015 Diario Crónica All Rights Reserved.Contacta por mail