70 campaneros de la Comunidad Valenciana celebran este sábado en Moixent su “Trobada” y enseñarán a tocar a niños y jóvenes

La localidad valenciana de Moixent acogerá este sábado la “XXII Trobada de Campaners Valencians” con la participación de grupos de campan...

Alboraya celebra hoy domingo por dispensa papal la fiesta del Corpus Christi un mes después con una misa y una procesión

3 de julio de 2016

send email
print this page

 La localidad valenciana de Alboraya celebra, hoy domingo, la fiesta del Corpus Christi, un mes después de la fecha de la solemnidad litúrgica, una práctica que se mantiene desde que le fuera otorgada una dispensa papal tras el ´Miracle dels Peixets` ocurrido en el siglo XIV.

Así, hoy, a las 12 horas en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción se celebrará una misa solemne y a las 21 horas tendrá lugar por las calles de la localidad la procesión del Corpus Christi con la custodia que es posterior a la Guerra Civil, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco, José Vicente Olmos.

Asimismo, en la procesión también será llevada la arquilla que contuvo las sagradas formas cuando se produjo el milagro en el siglo XIV y que sólo sale del templo parroquial en la festividad de San Vicente Ferrer para llevar la comunión a los enfermos a sus casas, y en la procesión del Corpus, ha añadido.

Al igual que Alboraya, las localidades de Benetússer y Almàssera también celebran el Corpus Christi semanas después de la solemnidad litúrgica y fuera de la Octava gracias al privilegio concedido por la dispensa papal.

Según recoge la tradición, en 1348 un sacerdote perdió la arquilla con las sagradas formas que llevaba a un morisco, gravemente enfermo en una alquería, al otro lado del barranco Carraixet. Al cruzarlo, las aguas del barranco que bajaban muy crecidas, arrastraron al sacerdote y a la cabalgadura que montaba, perdiéndose las formas consagradas que llevaba con él.

Ante esta situación, los vecinos de Alboraya, bordeando las orillas del río en busca de las sagradas formas, observaron cómo tres peces las sostenían en sus bocas. Tras aquel hecho prodigioso, “el pueblo de Alboraya, con el sacerdote al frente, promovió procesiones y la construcción en el lugar de una ermita que hoy se conserva aunque muy reformada”. (AVAN)
Recomiendalo:
 
© Copyright 2014-2015 Diario Crónica All Rights Reserved.Contacta por mail