70 campaneros de la Comunidad Valenciana celebran este sábado en Moixent su “Trobada” y enseñarán a tocar a niños y jóvenes

La localidad valenciana de Moixent acogerá este sábado la “XXII Trobada de Campaners Valencians” con la participación de grupos de campan...

La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias colabora con el Instituto Valenciano de Edificación para crear una guía de inspección y evaluación de daños por riesgo sísmico

1 de junio de 2016

send email
print this page
La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha firmado un contrato de servicio con el Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) para elaborar una guía de inspección y evaluación de daños producidos en edificios por seísmo con el fin de integrarla dentro del plan especial ante el riesgo sísmico. 

En concreto, esta guía permitirá conocer la vulnerabilidad de los edificios y construcciones de la Comunitat Valenciana si sufrieran un terremoto; reconocer los daños ocasionados en los mismos y las actuaciones y recomendaciones a seguir durante y después de la emergencia para volver a la normalidad. 

La guía también facilitará el análisis y evaluación posterior del impacto económico y las necesidades y reparto de posibles ayudas a la población afectada. La implantación de la guía permitirá también crear una bolsa de técnicos expertos -arquitectos y arquitectos técnicos- en cada provincia de la Comunitat Valenciana. 

El director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, señala que la bolsa permitirá "homogeneidad en la valoración de datos, una estimación que contribuirá a la equidad en la asignación de ayudas y que la respuesta sea siempre proporcional a la catástrofe". 

La Comunitat Valenciana se ubica en un área de actividad sísmica moderada a escala mundial pero con importancia en la Península Ibérica. La mayor peligrosidad sísmica se concentra en la comarca del Baix Segura. Los grados de intensidad sísmica oscilarían desde el 7 hasta el 10 en caso de que se produjera un terremoto grave que afectaría, principalmente, a las provincias de Valencia y Alicante. 

Se trata, por tanto, de un riesgo grave dentro de la Escala de Intensidad Macrosísmica Europea que va desde el grado más ligero, el 1, al más fuerte, el 12, que se considera como de destrucción total. A partir del 6 y el 7 empiezan a producirse daños importantes. 

Por eso, según José María Ángel, "los municipios tienen que trabajar en la elaboración de sus propios planos frente al riesgo sísmico porque tienen que conocer cómo actuar y gestionar la emergencia, y organizar los recursos necesarios para coordinarlos de manera eficiente en caso de que se produjera una catástrofe".
Recomiendalo:
 
© Copyright 2014-2015 Diario Crónica All Rights Reserved.Contacta por mail