70 campaneros de la Comunidad Valenciana celebran este sábado en Moixent su “Trobada” y enseñarán a tocar a niños y jóvenes

La localidad valenciana de Moixent acogerá este sábado la “XXII Trobada de Campaners Valencians” con la participación de grupos de campan...

Encuentro con Alfredo Escardino, autor de "Una erasmus en Bruselas"

12 de diciembre de 2014

send email
print this page

Encuentro con lectores este sábado en El Corte Inglés de Colón de 10,30 a 14,30 y de 17,30 a 21,30



Un itinerario novelado de la ciudad de Bruselas, una guía para el Erasmus y una intriga histórica

La mirada es quizá el único elemento de una persona que es incapaz de esconder una sensación, un sentimiento, una experiencia, un presente, un pasado o un sueño de futuro. Los ojos de una persona no saben, ni pretenden ocultar nada de lo que por ellos pasa y mirar a Alfredo Escardino es darse cuenta que estamos ante la ilusión y el orgullo de quién habla de lo que ama desde el esfuerzo, desde la convicción de conocer cada centímetro de los andados para alcanzar un objetivo: “Una erasmus en Bruselas”.

Captura de pantalla 2014-03-17 a la(s) 18.45.13
Grand Place de Bruselas. Un turista noctámbulo finge fotografiar una mansión, pero su cometido es vigilar, a través del ventanal, a un poderoso personaje que en esos momentos habla por teléfono. Dicha conversación, lo que ocurre después y la reacción del falso turista nos sumergen de lleno en las peripecias de Cristina Vilanova, una joven española que vive en Bruselas una experiencia muy peculiar como estudiante erasmus: una intriga que se remonta al siglo XVII, cuando Flandes pertenecía a la corona española, y que la vincula con una antigua e influyente familia de la aristocracia flamenca.

Indudablemente la novela atrapa desde la misma sinopsis, aunque para conocer algo más de la misma, así como de su proceso de gestación, la charla con Alfredo Escardino, el autor, es claramente productiva. Como se explica al inicio de este texto, la mirada dice lo que quizá a veces nada más es capaz de expresar y la mirada de Alfredo Escardino habla de una novela que ofrece al lector la posibilidad de experimentar a través de cada página, parte de la vida de quien la escribió: “En esta novela hay elementos autobiográficos, los personajes son inventados, la trama es inventada, los hechos históricos, ubicados en un entorno real, así como los personajes históricos, “de Rey para abajo”, son inventados. Todas las referencias a Bruselas son reales, los restaurantes, teatros, cafeterías, chocolaterías…son todos lugares reales que recuerdo con mucho cariño y que conocí cuando estuve formándome allí. Todas las sensaciones que transmite la novela son reales, es lo que viví en primera persona o lo que vivieron algunas de las personas que compartieron mi estancia en Bruselas”.

El título de la novela, “Una erasmus en Brusleas”, deja a las claras que el escenario, el entorno en el que se desarrolla la trama no es un mero acompañante, no se trata de un figurante de segunda que bien podría cambiarse por cualquier otro, sino más bien todo lo contrario. “Bruselas tiene un potencial narrativo fuera de lo común, pese a verla continuamente en los informativos es la gran desconocida. No podemos olvidar que es la capital administrativa de la Unión Europea, esto provoca que se junte una población compuesta por una serie de grupos compuestos por Altos Funcionarios de la unión europea, diplomáticos, directivos de corporaciones, instituciones internacionales, bufetes de abogados, lobbystas y una serie de colectivos que hacen que sea fácil construir una trama de intriga en ese ambiente. A Cristina (la protagonista de la novela), su plácida y desenfadada estancia Erasmus se le complica y pasa a vivir su propia novela de misterio e intriga. Desde niña ha leído muchas novelas de este tipo, circunstancia que marca la trama y que provoca que desee conocer el final del asunto que la envuelve repentinamente aunque, quizá tuvo oportunidad de alejarse, la voluntad de conocer más, de descubrir qué se esconde tras el misterio, es más fuerte”. 

Alfredo Escardino debuta como novelista aunque su actividad profesional le ha llevado a estar muy relacionado con las publicaciones, explica las diferencias que ha descubierto en el proceso creativo del libro que sostiene en las manos mientras habla y, después de pensarlo unos segundos, concluye que “Yo creo que es lo más complicado pero lo más gratificante que he escrito. Conjuga la disciplina, la técnica, con la creatividad. Una novela requiere mucho trabajo en solitario, analizar, revisar, documentarse…Me llena mucho poder inventar una historia desde cero, me gusta crear personajes y decidir qué quiero que pase".

Escardino es un escritor muy metódico, escribe por las mañanas porque “es el periodo más creativo para mí”. Dedica las mañanas a crear personajes, tramas, pergeñar la intriga y todo el componente creativo. Desde el primer día de vida de “Una erasmus en Bruselas”, decidió apostar por la vía convencional de distribución, “creí que para mi novela era mejor buscar una editorial tradicional, aunque costase más. Me impliqué mucho en el proceso de edición de la novela, así que tener el primer ejemplar en las manos fue emocionante, aunque lo que realmente me impresionó fue cuando la vi en una librería. Ya estaba ahí y ya no podía cambiar nada, ya está escrita, no puedo cambiar nada y lo único que puedo hacer, como con los hijos, es ayudarle a que se abra camino. Recuerdo verla en el escaparate de La Pirámide del Corte Inglés, pensé que no podía hacer sino ayudar a la novela a crecer, pero que iba a andar sola”.

“Una erasmus en Bruselas” es una novela especial, que se sirve de la trama histórica y de intriga para contar las vivencias, las experiencias de Cristina, la estudiante que llega a Bruselas con una beca Erasmus en 1988. Lugares, rincones, incluso locales y comercios de una ciudad que cuenta historias por sí sola, así como las propias sensaciones descritas, son reflejo fiel de la realidad vivida por el autor.

“Las sensaciones y las vivencias son muy reales y coinciden en un porcentaje muy elevado con las que nos cuentan los que han experimentado formación en el extranjero, de hecho me llamó mucho la atención ver a una estudiante que tenía las páginas de la novela marcadas con post-its para señalar las cafeterías, restaurantes, teatros, chocolaterías y demás espacios, todos ellos reales, que aparecen”.

Alfredo Escardino apuesta por una promoción de su novela diferente, con una mayor intensidad de relación con el lector, o con el posible lector, a través de situaciones particulares e intercambio de experiencias. “Experimentamos una fórmula que va más allá de la firma tradicional de un autor, es un encuentro con el autor, consiste en que me relacione con los lectores. Estoy en la librería todo el día, me paseo por la librería y hablo con la gente, comento aspectos de mi novela, respondo a las preguntas que le pueda surgir a quien iba a buscar mi novela, o quizá no”. 

La pregunta es clara, ¿y qué pregunta un lector al autor de una novela?, “las preguntas no son tan diferentes a las que me estás haciendo tú. El lector quiere saber qué se va a encontrar y un encuentro con el autor le da el valor añadido de conocer al autor, de hablar con él. Puedes caer simpático al lector y que decida comprarle o todo lo contrario. Yo intento transmitir la verdad cuando hablo con el lector, que es muy entretenida, que narra la vivencia de un estudiante en el extranjero, que se lee fácil y que no pretende más que ser una historia entretenida que te hace pasar un buen rato y que, además, te descubre una forma de vida y una ciudad que tiene mucho que contar como es Bruselas”.

El hecho de que la experiencia erasmus sea una parte esencial de la novela, ha provocado que se realicen una serie de encuentros con alumnos de diferentes universidades para intercambiar opiniones y perspectivas en relación al hecho de completar la formación en el extranjero. “La novela es una herramienta más para las universidades para potenciar que sus alumnos completen su formación en el extranjero. Cuenta vivencias y experiencias Erasmus noveladas, con el componente de intriga. La novela la planteeé con tres patas, la chica que es la protagonista, la experiencia Erasmus y Bruselas. La trama histórica, la intriga lo que pretende es ser el hilo conductor de la novela para mantener la atención del lector. La idea que llevaba era escribir una novela costumnbrista, pero me dí cuenta de que necesitaba introducir un elemento que apareciese de repente y que condicionase el resto aportando elementos de intriga y suspense, para poder generar la tensión narrativa necesaria. La gran dificultad ha sido hacer convivir la trama costumbrista, desenfadada y estudiantil con la intriga, las pistas falsas…había que hacerlo sin estridencias”.

Alfredo Escardino manifiesta, sin perder un ápice de emoción en sus palabras, que “el lector debe sentir la novela como suya, tocarla, sentirla… pedí que hicieran una portada que se pueda llevar a cualquier sitio sin miedo a que se estropee. En estos 6 meses de promoción de la novela he conocido a muchos perfiles de lector y uno de ellos es el de los padres que quieren saber qué se van a encontrar sus hijos cuando vivan su experiencia Erasmus y encuentran en el texto una buena opción para conseguirlo. Sirve para conocer de qué va la experiencia de una estancia en el extranjero”.

“Una erasmus en Bruselas” está disponible en todas las librerías y, aunque su autor ya piensa en una nueva novela, de momento tendrá que esperar puesto que “la promoción de esta novela me ocupa un tiempo que hace que no le pueda dar la dedicación que necesita la creación de una nueva obra”.
Recomiendalo:
 
© Copyright 2014-2015 Diario Crónica All Rights Reserved.Contacta por mail